viernes, 17 de diciembre de 2010

La vivencia espiritual con Dios.

Cuando tienes a Dios en tus acciones y en tus dichos, no tienes temor de nadie. Ni tienes que esconder la cabeza ante nada. La vivencia espiritual con Dios, le da dignidad a tu vida, además de tranquilidad, serenidad, paz, valor, etc. Ningún enemigo es demasiado grande, ni avestruz.jpg.www.matutinosespirituales.blogspot.comningún problema demasiado entrabado, como para que puedas vacilar del apoyo de Dios. Dios empequeñece los problemas, pero debes tenerle a Él esa fe. Y, algo más: Si sientes verguenza en manifestar tu ciudadanía cristiana, eres como el avestruz, y así hará Dios contigo en la Eternidad, es decir, como nunca vió tu cara proclamándole, pues no te reconocerá. Es semejante a la situación de aquel chico que dice amar a una chica, pero cuando la ve, hace "operación avestruz", y, el resultado es que ella nunca vió amor valiente y digno en el chico, y por tanto "lo ignora".

Las imágenes de este blog

Las imágenes de este blog
se bajaron de GOOGLE IMÁGENES. Si alguna tiene copyright, comunícamelo para eliminarla de inmediato.